February 9, 2017

February 9, 2017

February 9, 2017

February 9, 2017

February 9, 2017

February 9, 2017

Please reload

Entradas recientes

El espectacular viaje de Benjamín y de lo que con él sucedió cuando fue encontrado…

February 9, 2017

1/6
Please reload

Entradas destacadas

Fue amor... 30 días que intenté olvidarte

February 9, 2017

 

VIERNES 27 DE SEPTIEMBRE
DÍA 1:


Tengo mi corazón y el alma tomada, quiero dejar de respirar, pero por más que lo intento no puedo hacerlo. Cada momento que vivo me siento más triste y ya no puedo seguir deambulando en recuerdos. Hace tiempo que no lloraba, hace tiempo que no vivía en agonía. Sé que durante la vida se viven muchas penas, pero esta es distinta, porque tú eras mi amor, mi niña, mi gran alegría. Estar contigo me hace sentir completo, estar contigo me impide desear algo más en la vida que no seas tú. Sé que debo asumirlo, pero no puedo, esta vez no volveré a perdonar tu abandono, esta vez lograré aceptar que no tengo corazón porque este se fue contigo. ¿Qué queda de mí? Estas hojas sueltas que me acompañan como confidentes de las cosas ocultas que conmigo llevo y espero que nunca nadie sepa. Además de esto, solo me queda un alma vacía que no quiere recuperar el último aliento que con tanto empeño y contra mi voluntad…no pude dejar que se marchara.


SÁBADO 28 DE SEPTIEMBRE
DÍA 2: 


Pienso que durmiendo lograré olvidar al menos una parte de ti, una parte de este amor de a poco se va convirtiendo en odio. ¿Pero cómo lo haces? ¿Acaso no te basta con que te piense todo el día? ¡Sal de mis sueños! ¡Déjame dormir! que hasta en el único momento donde mi corazón descansa estás tú. Ya es en vano insistir, lo he hecho demasiadas veces, no debo seguir mendigando un amor que no sientes, un amor que acompañó en los años de mi adolescencia. Un amor que robaste en algún momento y no me di cuenta de que eso ocurrió. Si tanto te amo como digo hacerlo, creo que es justo que te deje marchar.


DOMINGO 29 DE SEPTIEMBRE
DÍA 3:


No sé por qué escribo, este no es un diario de vida ni mucho menos, eso es para niñas, pero me siento bien haciéndolo, tal vez me permita desahogarme y así, no se vuelve necesario que nadie se entere de mi vergüenza y así nadie, se sentirá con el derecho de aconsejarme. Quiero vivir en silencio y ensimismado en mis propios pensamientos que pululan solo en ti. Hoy he dormido gran parte del día, y las veces que he despertado, es solo para beber agua; agua que se vuelve una necesidad que reafirma la idea de que tal vez no te amo tanto y solo eres una necesidad insatisfecha. Al menos debo comenzar a mentalizarme que mi amor por ti no es tan fuerte, aunque esto sea una mentira y yo mismo me engañe, pero es mejor así, seguir engañándome que asumir una dolorosa verdad.


LUNES 30 DE SEPTIEMBRE
DÍA 4: 


Por más que deseo quedarme en casa, debo hacer como que la vida continúa. Debo trabajar, debo estudiar, debo ser el simpático de siempre para que nadie note cómo me siento y nadie me pregunte qué me pasa. Creo que si alguien lo hace me colocaré a llorar al instante. Hoy cumplí con todo, al menos mi cuerpo estuvo, pero mi corazón sigue contigo y lo poco que queda de mí, vuelve a nuestros recuerdos de felicidad, a las tan deseadas noches de transpiración unidas en el sudor de la pasión que extraño, y sin duda, la fruición de las sábanas mojadas y los besos de instintos serán solo parte de un recuerdo permanente en mí. En algunos momentos, en la soledad de mi pieza, mientras sueño, abro la boca creyendo que son tus pechos que me alertan para dar inicio al rito de la pasión, pero abro mis ojos y solo está la luz tenue que nos solía acompañar al momento de convertirnos en uno. Ya es tarde, me duele la cabeza y estoy cansado de vivir en la imaginación, no soy un personaje de ficción, ¡soy real! y como esta es mi realidad, deseo vivir en tranquilidad y quiero que te vayas. ¿Entiendes que no eres bienvenida? Parece que no, ¡así que asúmelo de una vez por todas! Sal de mi vida, mi cabeza y corazón. 


MARTES 1 DE OCTUBRE
DÍA 5: 


Hoy Lorena me llamó para saber cómo estaba. Ella es una vieja amiga de la infancia y debo reconocer que ha sido la única de mis amigos que siempre ha estado conmigo en los momentos difíciles. Ella sabe todos los detalles de lo ocurrido con Natalia, pero hacía como que desconocía lo ocurrido para no abrir aún más la herida dañada. Aunque entre más me preguntaba, más me dolía el corazón con cada respuesta que daba. Cuando terminé de sollozar, tomó la palabra y dio con las palabras precisas o las que necesitaba escuchar: No te sientas tonto, ridículo o traicionado. Siéntete feliz porque diste todo lo que pudiste y quisiste, diste sin pedir nada a cambio, diste todo de ti, aun cuando ella no lo hacía, descansa y que al paso de los días, esto pasará y tú sanarás. Eso dijo, al menos me tranquilizó por un momento y desahogó las palabras que por días llevaba apretadas en mi garganta. 


MIÉRCOLES 2 DE OCTUBRE
DÍA 6: 


Hoy no me siento muy bien, bebí de forma excesiva, creo que me dejé llevar demasiado por mis amigos, de todos modos, no los culpo, hicieron lo que pudieron para alegrarme y creo que en algo dio resultado. Nuestra salida pareció una despedida de soltero con todo lo que hicimos. Bailé como hace mucho no lo hacía, no estoy seguro, aunque recordando algunas cosas, parece que tuve un leve encuentro sexual con alguna loquilla de la pista de baile, tal vez mañana lo recordaré con calma cuando el efecto del alcohol se vaya y quede la sed, la resaca y el dolor de cabeza. Dejaré una sal de fruta, una aspirina y un vaso de agua preparado en mi velador, solo para caso de emergencia. Lo único malo de todo esto, es que mañana la vida continúa y las penas siguen, pienso seriamente que nunca se irán y deberé aprender a vivir con ellas, pero me niego a que esto permanezca así. Buenas noches por hoy.